jueves, 10 de octubre de 2013

BAJAMAR. ESCOLOPENDRA

               

                 Cuando provienes de un mundo preferentemente terrestre y te vas adentrando en un nuevo medio en este caso el salino mar, y aunque no sea más que en salpicar los pequeños charcos de la bajamar, poco a poco te vas dando cuenta que comienzas algo nuevo, una nueva aventura en un nuevo medio , un medio terriblemente más amplio casi inalcanzable , que te devora en especies , cientos, miles, no se…no se si hay alguien capaz de dominar o conocer medianamente este pequeño nicho ecológico plagado de una enorme biodiversidad.


            Antes de continuar quería hacer una breve advertencia muy importante para todo aquel que le pique la curiosidad de adentrarse por entre las rocas, por entre las costas de piedra y arena en busca de nuevos entornos que descubrir. Primero sobre la fragilidad del medio, cualquier minúsculo cambio puede alterar muchas cosas, es necesario por lo tanto procurar no causar daño y rehacer cualquier cambio, por insignificante que nos parezca, sobre el medio. 

               
                 La segunda trata sobre las superficies altamente deslizantes sobre las cuales nos movemos, las rocas aún por pequeñas y lisas que sean, están recubiertas por algas verdosas o marrones y por muy buen calzado que lleves, te vas al suelo si las pisas sin precaución. Solo estos animales que adjunto en las fotos, bellotas de mar,  de la misma o sino muy similar familia de los percebes, nos proporcionan un agarre estable al pisarlos, no creo que les alteremos en demasía pues se abren cuando sube la marea. 


                 Como puede apreciarse las dificultades de identificación de muchas especies son grandes como el caso de esta escolopendra marina que un pescador de pulpos capturó y vino a mostrarnos. Su gran tamaño unos 15-20 cmtrs de largo por unos 4-6 de ancho, pero especialmente su color, era maravilloso ver como cambiaba de color pasando del azul al naranja según reflejaba los rayos del sol en unos tonos eléctricos que junto a sus movimientos y la enorme cantidad de patas o pies o como se llamen, nos hacían parecer encontrarnos ante un hermosísimo animal venido de otro mundo.


               Ahora uno entiende bien de donde sacan en las películas de Holiwood las criaturas fantásticas del espacio exterior que quieren acabar con la humanidad. Veo poco probable que alguien pase por aquí y se detenga a confirmar ¿quién es? este anélido o gusano segmentado, o delimitar cuando menos a que familia podría pertenecer, aunque ya digo que lo más alucinante fue poder verlo moverse y destellear reflejos de colores metálicos, bajo la escasa capa de agua que cubría nuestros pies. 


              También aparecieron algunos otros restos de apariencia gelatinosa anaranjada que no se que pueden ser. Quiero decir que aún tengo por clasificar una gran cantidad de especies que hemos podido ver en un par de salidas a las rocas junto a Aitor Leiza al que quiero agradecer desde aquí se haya prestado encantado a mostrarnos sus conocimientos. Más adelante y a medida que valla descifrando el puzle de familias y especies , iré añadiendo alguna entrada más , no quiero quitarle el protagonimo que merece este “alien” en forma de gusano de mar 


            Gracias por seguir este blog


          Me han pasado una identicación desde Biodiversidad Virtual para esta especie de gusano, gracias!
          Me dicen que se trata de  un gusano de tubo    DIOPATRA  NEAPOLITANA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada