jueves, 16 de abril de 2015

EL SAPITO CORREDOR en TXINGUDI


Un auténtico superviviente, así nos podríamos referir a este pequeño anfibio si nos atenemos a su delicada situación en la franja costera cantábrica o por lo menos en la vasca. Su declive ha llegado hasta tan sólo conocerse de su presencia en dos enclaves costeros en Euskadi:  Getxo e Irún.  El sapo corredor en la franja de clima húmedo cantábrico habría logrado asentarse en la zona de playas, dunas y marismas.


En Getxo este es el medio natural donde se asienta y donde no hace tanto fue descubierta su presencia, en una playa y su zona adyacente. En la comarca de Txingudi también se localizó hace no tantos  años  la primera población, en la franja de arena de la que entonces era una gran playa y hoy es un puerto deportivo en Hondarribia. De la misma forma que la gran playa desapareció también lo hizo el anfibio en esta zona  


Afortunadamente otras poblaciones de sapo corredor aún se mantienen en Txingudi aunque muy fragmentadas  y con una muy difícil conexión entre ellas en un entorno fuertemente humanizado ¿SOBREVIVE AÚN QUIZÁS CONDENADO A SU DESAPARICIÓN? Las últimas actuaciones en Irun y Hondarribia han aislado los núcleos poblacionales urbanos  dejando la situación muy fea a futuro.


 La población de Jaizubia, la menos urbana se expandió colonizando alguna campa cercana donde hay proyectos de edificación . Esta población y las más urbanas necesitan una conexión genética cada vez más difícil


La fortuna hizo que en uno de sus enclaves de reproducción, donde están sacadas  las fotos del amplexo, no se construyese  finalmente  un canal de aguas bravas. Una zona de huertas con pequeñas acequias,  habría mantenido este lugar como un enclave reproductor,  muy próximo a una antigua explotación de extracción de arena, muy abundante en la zona y que explotaba una empresa que se denominaba  " Arenas carrillo"


Este superviviente, pone sus puestas en lugares donde con una lámina de agua  de poca profundidad que se evapore rápidamente aumentando su temperatura considerablemente, lo cual favorece el desarrollo de sus larvas, de ahí su predilección por los arenales o charcos de lluvia, se formen donde sea incluso en zonas degradadas o en construcción, o quizás simplemente no le quede otra forma de sobrevivir aquí en Txingudi


El sapo corredor como especie parece tener  su origen en nuestra península, desde donde colonizó otras zonas de Europa. Esta expansión pudo tener un declive y un posterior retroceso de la población penínsular. Esto se supone por el hecho de que genéticamente el sapito corredor de Txingudi está más cerca de las poblaciones europeas , desde donde se supone recolonizó Txingudi, que el resto de sapitos de la península ibérica, incluida la de Getxo



Es por tanto un deber y una responsabilidad  de los ayuntamientos de Hondarribia e Irun y otras instituciones, considerar y proteger a esta especie de anfibio, anteponiendo su protección a la hora de acometer nuevas edificaciones o reordenamientos urbanos, no poniendo en jaque su supervivencia, si es que aún alberga alguna posibilidad


Los vídeos no son de gran calidad pero es lo que hay. ¡Gracias por seguir este blog y hasta pronto!

20 comentarios:

  1. Que fotazas Javi, me ha gustado mucho el reportaje. Un abrazo desde Castro.

    ResponderEliminar
  2. Buen reportaje y haber si se hace algo, las fotos muy wapas, saludos

    ResponderEliminar
  3. Fantástico trabajo Javier. Las fotos y los vídeos son sensacionales, y el reportaje muy, pero que muy interesante.
    Un saludo
    Itziar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas compañeros. Gracias y por allí seguirán yo creo que hasta mayo se pueden ver
      un saludo
      Javi

      Eliminar
  4. Esperemos que con gente como tu ayudandoles, consigan sobrevivir. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Yo voy a aportar lo que pueda, eso lo tengo claro
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Espero que con la ayuda eficaz de personas sobreviven estas ranas. Son la pena, ya que son muy interesantes. Me gustan las ranas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan mucho los anfibios en general
      Saludos
      Javi

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has conseguido unas buenas tomas de la biología de este anfibio tan singular.
      Espero que no sea un asunto superficial este de la protección del carismático sapillo corredor y, como otros asuntos importantes de estado, se tome en consideración la protección de nuestra fauna. Siempre es una mala noticia el declive de una especie tan necesaria contra los insectos, como el del resto de los anfibios.

      Eliminar
    2. Nuestra fauna es nuestro patrimonio, merece ser protegida sin duda
      un saludo

      Eliminar
  8. Hay algo poético y que estremece al leer este tipo de historias y comprobar cómo estos animales siguen con su vida, ajenos a la degradación de su entorno. Es una pena lo que ya se habrá perdido en nuestras ciudades y su entorno, por culpa de planes de desarrollo que ignoran la riqueza del medio ambiente. Las imágenes hablan por sí solas sobre la belleza de la naturaleza que tenemos tan cerca y que muchas veces ignoramos. Casi en el mismo centro de Vigo hay una gran finca repleta de conejos, y cuando los observo no puedo evitar la misma sensación agridulce que tuve al ver estos sapitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con tu mensaje en lo de esa sensación agridulce, muy bien descrito
      Un saludo

      Eliminar
  9. É uma luta constante salvar (do próprio homem) tantas espécies espalhadas no mundo inteiro... aqui no meu país segue igual...
    Bonitas imagens deste tão abençoado animalzinho.
    Beijo.

    ResponderEliminar
  10. Bonita e interesante entrada Javi, una especie muy interesante y hermosa; les deseamos la mejor suerte a las nuevas generaciones... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, que la suerte y a acción del hombre les acompañe
      un saludo

      Eliminar
  11. Hola Javi. Espero que vaya mejorando la situación. Muy buena entrada. Me hago seguidor de tu blog que aunque lo veía de vez en cuando aún no lo era oficialmente. Je je.
    Por cierto yo vi un corredor debajo de un banco de piedra en la costa de sopelana

    ResponderEliminar